sábado, 17 de julio de 2010

Sin dudar..

La lengua me sabe a limón fresco y el viento trae consigo ese olor a verano,a mar y a tierra que tanto me gusta. Miro hacia el cielo azul mientras me acabo el cigarro y el mp4 llega hasta Copenhague. Cierro los ojos hasta que Pucho alimenta las últimas notas y entonces me levanto sin decir ni una palabra a los que me acompañan y echo a correr. Corro hasta que siento como me arden los pulmones,entonces paro y me meto en el agua de golpe.
Noto el salado de esa inmensidad azul en los labios,el pelo empapado,el sol golpeandome en la barriga mientras respiro hondo.
Y aprovecho para pensar,queriendo dejar de hacerlo,pero resulta imposible.
Estoy concentrada en todo lo de estos dos últimos meses,en las locuras que hice,en las tonterías que pensaba.. pero rectificar es de sabios. La gente no cambia nunca,como dice alguien a quien tengo mucho cariño: 'Cuando la muerte se nos acerca,mentimos para no sentirnos solos.. Pero no cambiamos'
Intento pensar en otra cosa,vuelvo a respirar hondo y pienso en donde estoy.
En la gente que tengo cerca. En la de cosas que me quedan por hacer.
En la de conversaciones que debo mantener.
En la de sentimientos que tengo que desvelar..





* Si,sigo viva. ¿Sorprendente,verdad?

2 comentarios:

  1. Será que soy optimista (y yo sin enterarme), pero lo daba por hecho. :P

    ResponderEliminar
  2. Alegra volver a verte por aquí :)

    ResponderEliminar